Encuentra documentos fácilmente aquí

jueves, 28 de abril de 2016


Gracias por esta reflexión de parte de nuestro amigos de ECOMUNIDADES

Para empezar, se pierden nueve hectáreas de áreas verdes de la ciudad de México
En la ciudad deportiva de la Magdalena Mixhuca, el otrora Chapultepec de la zona oriente; en una ciudad que se muere por falta de aire limpio; en la zona urbana que será más afectada por la duplicación o triplicación de los aterrizajes y despegues de aviones debido a la construcción del nuevo aeropuerto, se pierde en estos momentos una superficie de áreas verdes equivalente a la superficie del parque México de la colonia Hipódromo: 9 hectáreas que ya están cercadas.  Se eliminan estas muy necesarias áreas verdes, con el fin de establecer un gran negocio deportivo: el estadio de beisbol de los Diablos Rojos del empresario Antonio Harp Helu. Un negocio que no aceptaría colonia alguna en su suelo, pero que en este lugar tiene garantizada la clientela y la infraestructura de apoyo; un negocio redondo. En 2006 los compañeros de Ecoactivistas de la Magdalena Mixhuca AC consiguieron la declaratoria de Área de Valor Ambiental, AVA, de esta ciudad deportiva, durante la jefatura de gobierno del DF de Alejandro Encinas, después de más de siete años de gestiones. En 2014, Miguel Ángel Mancera y Tanya Muller acordaron eliminar esta declaratoria, con el fin de autorizar la construcción de este megaproyecto que podría llegar a pavimentar hasta 20 hectáreas de áreas verdes en los próximos años, por los servicios adjuntos que acarrea este estadio (estacionamientos, restaurantes, etc.)
Esta violencia gubernamental da continuación a un viejo proceso de eliminación de áreas verdes y privatización del espacio público en esta ciudad deportiva cuyos antecedentes son: la tala de miles de árboles en 2015, para eliminar otras 10-15 hectáreas de áreas verdes, con el fin de construir los centros comerciales y graderías, para el Gran Premio de México, un espectáculo que opera algunos días del año; la construcción del Centro de Alto Rendimiento en 2006;  la construcción del Foro Sol en 1997, para más de 60,000 espectadores, además del mismo autódromo Hnos. Rodríguez construido en 1959. Quedan menos de 60 hectáreas de las 240 hectáreas de chinampas originales que consiguió Palillo en los 50, para beneficio del deporte llanero, amateur. Se trata pues, de la desaparición de áreas verdes, espacios públicos, campos deportivos populares, con el fin de dar cabida a grandes espectáculos promovidos por intereses privados que dañan enormemente a la sociedad y al medio ambiente. El deporte profesional mata al deporte amateur: unos pocos hacen deporte mientras millones lo abandonan para dedicarse a beber cerveza. El gran espectáculo moldea, uniformiza,  las mentes para crear la ilusión de que se elige algo que ya ha sido previamente elegido; celebra el orden establecido; es una forma de negación de la vida; proclama el predominio de las apariencias y afirma que la vida humana, la vida social, son sólo una apariencia. Es una forma de someter e infantilizar a los pueblos.
Mientras más áreas verdes se eliminan en la ciudad de México más policía se requiere para la “seguridad” de los grandes espectáculos (multitudes al borde del pánico)  y menos conciencia ecológica y política existe en la sociedad. La contaminación del aire, el agua y los suelos es sólo un reflejo de la contaminación de las mentes, impulsada de común acuerdo por los gobernantes y los grandes empresarios. Desaparecen en México las diferencias entre políticos y grandes empresarios. La Naturaleza pondrá freno a este desquiciamiento social y político en algún momento.
22 abril Día de la Tierra 2016, Miguel Valencia Mulkay  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario